UNO DE LOS TRES “ARTEFACTOS” DE MANOLO MILLARES VISITA POR PRIMERA VEZ ANDALUCÍA

La exposición “Manolo Millares. Pinturas, dibujos y un artefacto” se inaugura el

5 de marzo en el Museo del Grabado Español Contemporáneo en Marbella.

invitaciondos

El Museo del Grabado dedica todas sus salas a Manolo Millares, en una exposición producida por el propio museo en la que se mostrarán pinturas, dibujos y, por vez primera en Andalucía, uno de los únicos tres artefactos escultóricos que llegó a realizar. 

La exposición ahonda en las obras producidas entre 1964 hasta su pérdida en 1972, en los que amplia, expande y enriquece su universo a través del signo y el gesto, en una continua búsqueda del hombre y su momento. En palabras de José María Moreno Galván: Manolo Millares es uno de estos artistas en quienes se hace más persistente y obsesiva la huella azarosa de la vida.

Todas las obras se muestran en contexto por las diferentes salas: las que emulan la caligrafía barroca de los manuscritos del Santo Oficio del Museo Canario, las inspiradas en la imagen del ajusticiamiento de Mussolini, las imitaciones de apuntes faunitas, las pinturas negras, en un largo etcétera.

Se muestran un total de 79 obras: 27 pinturas, 39 dibujos, 12 serigrafías y una escultura.

Se trata de una ocasión irrepetible para disfrutar la obra de uno de los pintores españoles más universalmente reconocidos.  

Manolo Millares juega un papel protagonista en la renovación de los lenguajes plásticos en España durante los años cincuenta y sesenta, tanto desde el grupo canario LADAC (Los arqueros del arte contemporáneo), que funda en 1950, como desde El Paso (1957-1960), en cuya creación participa.

Desde que en la IV Bienal de Sao Paolo en 1957, el MOMA de Nueva York adquiriese una de sus obras, y después la Tate Gallery de Londres hiciese lo mismo en 1962, su carrera alcanza el mercado internacional, siendo representado desde muy pronto por galerías de gran prestigio, destacando la galería de Daniel Cordier para París y Francfort, y la de Pierre Matisse para Nueva York.

Su obra sigue suscitando aún hoy una amplia bibliografía, así como está representada en los mejores museos de arte contemporáneo  tanto dentro como fuera de España.

La exposición “MANOLO MILLARES. Pinturas, dibujos y un artefacto” permanecerá abierta al público en el Museo del Grabado Español Contemporáneo hasta el 30 de junio.